¡La extinción es para siempre!

Detén a los asesinos de tiburones ayudando a que nuestros barcos sigan patrullando.

Sea Shepherd detiene la matanza de cientos de miles de tiburones cada año al proveer de buques patrulla completamente equipados y provistos de una tripulación experimentada en materia de conservación a nuestros estados costeros africanos asociados como Gabón, Liberia y Tanzania

Para que estas campañas tengan éxito, Sea Shepherd necesita 3333€ al día para mantener cada barco preparado para la acción. Esto incluye equipamiento de navegación para la localización de buques de pesca, lanchas rápidas para realizar la aproximación, equipo audiovisual como drones para conseguir pruebas, alimentos veganos para la tripulación y los agentes de la autoridad local que llevamos a bordo, así como los costes de combustible y mantenimiento de los barcos.

Los datos

100 millones de tiburones son asesinados al año
La mayoría de las especies de tubirón han disminuído un 90% en los últimos 35 años.
€ 3333 es el coste diario para mantener uno de nuestros barcos y su tripulación patrullando.

Las mayores amenazas

Amenaza 1

Las operaciónes de aleteo de tiburón

La creciente demanda de sopa de aleta de tiburón en asia ha alentado a las flotas de pesca furtiva a saquear las poblaciones de tiburones en todo el mundo, incluso en areas marinas protegidas como el parque Natural de Galápagos. A menudo, les cortan las aletas aún vivos, y son arrojados de vuelta al mar, donde se hunden y sufren una muerte lenta y dolorosa. A pesar de la existencia de leyes y regulaciones para ralentizar o detener el tráfico de aletas de tiburón, el refuerzo de estas regulaciones son la única forma de detener la matanza. La flota de Sea Shepherd proporciona a sus socios un refuerzo para hacer cumplir las leyes, patrullando sus aguas nacionales, y así capturar a los furtivos "in fraganti".

Haaienvinnen
Amenaza 2

La producción de acéite de hígado de tiburón

 

La creciente demanda internacional de suplementos "nutricionales" ha generado una oscura y poco regulada industria de aceite de hígado de tiburón. Empleando licencias de pesca legal para encubrir sus operaciones, los barcos de pesca industrial equipados con instalaciones de procesado de hígado, utilizan redes de enmalle ilegales para matar y procesar miles de tiburones de aguas profundas en una sola incursión. Sea Shepherd ayudó a detener en aguas de Liberia un barco de pesca furtiva que se encontraba en la lista negra internacional, evitando que matara a más de 250.000 tiburones mientras estaba detenido.

Liver oil production
Amenaza 3

La captura accidental en la pesca industrialo descarte

La captura accidental en la pesca industrial o descarte. Los barcos pesqueros actuales con redes kilométricas y tecnología avanzada hacen posible que un sólo barco sea capaz de localizar y capturar más peces que nunca antes. Desafortunadamente, esto también conlleva una captura accidental, o pesca de descarte, de especies que inicialmente no estaban en el punto de mira. Esto incluye tiburones en peligro de extinción, que los codiciosos operadores lanzan al mar sin contabilizar tal y como lo exige la ley. Sea Shepherd ayuda a las autoridades de los estados costeros a monitorizar e inspeccionar los barcos de pesca legales para garantizar que se reporta correctamente la cantidad de pesca accidental, y apoya las iniciativas de nuestros países asociados como Gabón para prohibir las prácticas de pesca más destructivas y reducir la captura accidental de tiburones y demás especies marinas.

Bycatch sharks

Sobre Sea Shepherd

Sea Shepherd lucha para defender, conservar y proteger los océanos.

Empleamos la acción directa para defender la vida marina y proteger su hábitat en los océanos. Las acciones de conservación de Sea Shepherd tienen como objetivo salvaguardar la biodiversidad de nuestros delicados ecosistemas marinos.

La misión de Sea Shepherd es proteger la vida marina de nuestros océanos, desde los gigantes y plácidos cetáceos, hasta las criaturas más pequeñas. Nuestras campañas han defendido a las ballenas, delfines, focas, tiburones, pingüinos, tortugas, peces, krill y aves marinas de la caza furtiva, la pesca no sostenible, la destrucción de su hábitat y la cautividad.